Experiencias

¿Por qué pensamos que las experiencias son tan importantes?

¿Por qué OpinionesMexico?
Creemos que las empresas deben ser transparentes en lo que prometen y lo que realmente hacen. La mejor manera de mostrar esto es permitiendo que los clientes que tienen experiencia reciente con una cierta empresa hablen. Creemos que las empresas deben defender lo que afirman. Si una empresa entrega lo que promete, no hay razón para no estar en OpinionesMexico. Incluso más, en ese caso es un gran cartel para mostrar que solo tienes clientes satisfechos. Así es como conseguimos empresas buenas y fuertes con derecho a existir.

¿Son reales las opiniones en OpinionesMexico?
¡Sí! Podemos estar seguros al 90% de que cada opinión que ha sido escrita es real. Cuando hay dudas (el otro 10%) eliminamos una opinión del sitio. Somos plenamente conscientes de que los sitios de experiencias pueden usarse para difamar empresas injustamente. Por lo tanto, hacemos uso de software avanzado (direcciones IP, direcciones de correo electrónico y confirmaciones, etc.) para averiguar de dónde proviene una opinión.

¿Son ustedes independientes?
Somos 100% independientes. Después de haber tenido algunas malas experiencias con ciertas empresas y no tener a dónde ir con nuestras quejas, este sitio fue fundado. No tenemos ningún interés en absoluto en presentar empresas en una luz positiva o negativa. El único interés que tenemos es que los comentarios negativos, pero por supuesto también los positivos, sean justos, para que las empresas correctas sean recompensadas por sus esfuerzos.

¿Cuando una empresa recibe malas opiniones, le dan a dicha empresa una oportunidad de mejorar?
Lo que queremos son empresas confiables que hagan lo que prometen. Las opiniones positivas son una recompensa para una empresa, porque puede ser un gran cartel para el servicio que se da. Después de todo, la calificación y las opiniones son determinadas por clientes independientes. Lo mismo ocurre con una opinión negativa. Todo lo que queremos es que esa empresa (aún) cumpla con su promesa. Miramos la naturaleza y gravedad de las quejas. Si hemos podido determinar que la opinión es justificada, la mantenemos en el sitio web. Si es posible (y en la mayoría de los casos lo es) establecemos contacto entre el cliente y la empresa en cuestión. Así la empresa tiene la oportunidad de rectificar ya sea disputando la queja o compensando de alguna otra manera u otra. Preguntamos al cliente si el problema ha sido resuelto y si el cliente está de acuerdo con la eliminación de la queja o la adición de una nota al pie.