¿Qué marcas de carros son de México?

Servicios de Automóviles

¿Qué marcas de carros son de México?

 México es un país conocido por tener una cultura colorida, llena de comida sabrosa y hermosos paisajes, sobre todo sus bellas playas. Sin embargo, ¿hay algo más a destacar en el país de los tacos? Por supuesto que sí. Aunque algunos no lo sepan, México es un país fuertemente establecido en la industria automotriz. 

 La mayor fuente de ingresos del país mexicano, es la industria manufacturera, la cual se encuentra principalmente ligada al sector automotriz. Esta es una industria de gran dinamismo en la economía mexicana y le ha permitido al país, sobrellevar los reveses económicos, como es el caso de los bajos precios del petróleo y la disminución en las fuentes de explotación local del mismo (el petróleo antes era la mayor fuente de ingresos de México). 

 Ahora bien, cuando se habla de nombres propios en la industria automotriz, es fácil mencionar los nombres de grandes fabricantes de Europa, Estados Unidos y Asia. Sin embargo, México por varios años se ha posicionado como el sexto mayor fabricante de automóviles. Aunque debido a la pandemia, la producción se ha rezagado, siendo ahora superado por Corea del Sur.  ¿Cuáles son las marcas de autos mexicanas? Primero conozcamos un poco del establecimiento del país como fabricante de autos. 

Comienzos de México en la industria automotriz 

 Fue en el año 1903 cuando los primeros autos llegaron a la Ciudad de México, con un total de 136 automóviles. Cifra que se maximizó rápidamente a 800 para el año 1906, pero fue para el año 1910 cuando se establecieron las primeras instalaciones pequeñas para el ensamblaje local de automóviles.  Estas pertenecían a Daimler y Renault, quienes lograron realizarlo a instancias de Porfirio Diaz (Presidente del país para esa época) y cuyas instalaciones se usaban principalmente para ensamblar los vehículos para el gobierno.  

Sin embargo, estas instalaciones no duraron mucho tiempo debido a la Revolución Mexicana, pero al poco tiempo de haber cesado la lucha armada, apareció Buick, específicamente en el año 1921. Esta era una división de fabricante de autos estadounidense, quienes se convirtieron en los primeros productores establecidos oficialmente en el país. 

Poco tiempo después, Ford Motors Company llegó al país en el año 1925 (hasta el presente) y no fue hasta el año 1961 cuando se produjo el primer coche mexicano fabricado completamente en el país, por la empresa de camiones Ramírez. Este era un pequeño camino rural llamado Rural Ramírez.  

 Durante todo este proceso llegaron muchos otros fabricantes extranjeros, como es el caso de Mercedes Benz, American Motors, Volkswagen, Volvo y Fiat. Además, de Datsun una de las pocas marcas de autos japoneses, que lograron ingresar al mercado mexicano en ese tiempo. A pesar de este rápido ingreso de marcas de autos, el sector automotriz mexicano presenció un declive que abarcó desde 1961 hasta 1993. 

 Esto se debió a que a principios de la década de 1960, se establecieron muchos impuestos gubernamentales, quienes querían obligar a las empresas a ensamblar automóviles en México, utilizando componentes locales e importados (todo con el fin de promover el empleo y avances tecnológicos del país). 

 Como consecuencia esto provocó que varios fabricantes extranjeros importantes se fueran del país. Algunos de estos fueron la marca, Citroën, Volvo, Mercedes, Fiat y Peugeot. Aunque se quedaron algunos fabricantes, en su mayoría de Estados Unidos. 

Todo mejoró a partir de finales de los años noventa cuando la economía empezó a crecer y las ventas de automóviles mexicanos se impulsaron. Esto estimuló a que los fabricantes que se habían retirado del país, vivieran en busca de una segunda oportunidad. Así como el ingreso de otras grandes corporaciones automotrices, como es el caso de Honda.  

 En años posteriores las ventas siguieron aumentando y nuevos fabricantes llegaron al territorio azteca. Lo que llevó a que México se posicionará como el tercer mayor fabricante de automóviles de todo el mundo. Aunque en los últimos años ha bajado de peldaños (superado por grandes potencias como China, Alemania, Corea y Estados Unidos). 

Fabricantes y marca de automóviles mexicanos 

 México es un gran fabricante de autos, país que en la actualidad dispone de más de 40 fabricantes de coches, quienes producen cerca de 400 modelos diferentes. Los fabricantes más populares son de origen japonés como Nissan y Toyota, pero también sobresale la presencia de fabricantes estadounidenses como General Motors, Ford y Chrysler. 

 Así como una presencia fuerte de Kia, el Grupo surcoreano y en los últimos años las marcas de autos chinos en México han seguido aumentando. Actualmente hay cinco marcas (Jac, MG, Baic, JMC y Changan) pero no han incursionado en la fabricación en Mexico

 En este sentido, es evidente que el sector automotriz del país ha sido impulsado por las inversiones de capital extranjero. No obstante, también ha dado margen para el surgimiento de marcas de automóviles mexicanas. Cuyo mercado cuenta con hasta 26 marcas locales, algunas de ellas son: 

  • Garaje Bichitos: Un fabricante de exoesqueleto tipo Ariel Atom y de buggies. 

  • Vuhl: Empresa automotriz mexicana dedicada a la fabricación y venta de autos deportivos y fue fundada en el 2010. 

  • Zacua: Con inicios recientes en el año 2017, esta pequeña empresa se dedica a la fabricación de autos eléctricos, cuya sede se encuentra en la Ciudad de Puebla. 

  • Kamaji: Una empresa 100% mexicana que se especializa en la fabricación y venta de motocarros. El 60% de sus partes son hechas en México y el resto en países como Japón, Taiwán, China, Colombia y Brasil.

  • Kiri: Fundada en el 2001, Kiri es otra marca de autos mexicana ecológica. Cuto catálogo de autos presenta vehículos 100% eléctricos, para la movilidad urbana.

  • LTM Hot Spot: Una empresa automotriz mexicana fundada por Álvaro Gutiérrez y Manuel Llaguno. Esta empresa fue la encargada de diseñar el popular y futurista auto Inferno. 

  • LM&TH: Una empresa mexicana dedicada al desarrollo tecnológico que construye piezas automotrices, aeronáuticas y aeroespaciales. En el caso de los automóviles, se dedican a fabricar autos 100% eléctricos (actualmente disponen de tres modelos). 

  • Ron Automóviles S.L.: Es una empresa automotriz privada, localizada en la ciudad colonial de Guadalajara Jalisco. 

  • IUSA: La firma mexicana IUSA, cuenta con una división llamada IUSA Electromovilidad, esta se dedica a la venta y fabricación de vehículos híbridos y eléctricos para el mercado mexicano y latinoamericano. Según su portal, IUSA lanzará desde modelos particulares, hasta vagonetas y camiones para pasajeros, pero aún no han indicado cuándo podrán ser comprados. 

  • INFERNO AUTOMOBILI: La empresa mexicana fue la encargada de producir en el 2015 el Inferno Exotic Car, según su actividad reciente en las redes sociales, los nuevos modelos que marcarán su regreso triunfal. Cabe señalar que los autos se terminan de fabricar en Italia. 

  • BioMotion: Esta empresa automotriz mexicana también se enfoca en la construcción de autos eléctricos. Su sede se encuentra en la ciudad de Chihuahua y su auto Alux Concept, se inspira de la cultura Maya y hace referencia a los pequeños espíritus naturales. Cabe señalar que BioMotion todavía no produce este automóvil en gran escala. 

  • Moldex: Otra firma mexicana enfocada en la movilidad sustentable, por medio de vehículos utilitarios 100% eléctricos, cuyos modelos están enfocados en vehículos de carga ligera, bajo el sello de su firma Evolte. Además, bajo su sello Croso, fabrican carrocerías de cajas secas y refrigeradas. 

Otras marcas de vehículos mexicanos 

 Las marcas mexicanas han tenido que enfrentarse a la fuerte competencia de los fabricantes y marcas extranjeras, quienes tienen una gran presencia tanto afuera como en propio suelo mexicano. Al estudiar un poco la historia de marcas de coches mexicanas, se puede evidenciar un va y viene de distintas marcas a lo largo de los años. Muchas de esas, han sucumbido a la fuerte competencia y han terminado desapareciendo. 

 Muestra de esto, es la marca de automóviles Dina, una marca mexicana icónica en su tiempo. Esta fue la primera empresa fabricante de camiones y autobuses en México, la cual llegó a ser la camionera más grande de toda América Latina. Pero, tristemente en 2001 la empresa se declaró en bancarrota. En el 2008 iniciaron un nuevo lanzamiento de la empresa, pero lejos han quedado sus años de gloria. 

 Otro ejemplo, es la marca Masa, cuyos inicios se remontan al año 1959, cuando empezaron a producir autobuses urbanos y para turismo internacional. Cuando la empresa fue privatizada alcanzó a convertirse en el segundo mayor fabricante de autobuses de México. No obstante, Volvo la compró en 1998 y le cambió el nombre a Volvo Buses de México, posteriormente terminaron cerrando.  

 Dentro de este mismo marco, cabe destacar que las marcas de vehículos mexicanos siguen sin rendirse y buscan abrirse paso poco a poco en el sector. Estas marcas no se han centrado solo en las ventas de autos a grandes volúmenes, si no que buscan abordar el mercado desde un punto de vista más personalizado y creando cercanía con su clientela fiel. Te invitamos a consultar las reseñas y opiniones de estas marcas de autos mexicanas en la plataforma de Opinionesmexico.mx. Así como, reseñas sobre el servicio de alquiler de coches u otros que te interesen. 


 

Más Servicios de Automóviles